Como pingüinos en la oficina por el aire acondicionado: ¿cuál es el ambiente térmico ideal en una empresa?

Publicado en Prevención de Riesgos Laborales el 27 de julio de 2017

La guerra por el control del termostato del aire acondicionado en invierno (o del sistema de calefacción en verano) es habitual en muchas empresas, sobre todo en aquellas donde cualquier trabajador tiene acceso a modificar (subir o bajar) la temperatura. Y esto puede llegar a provocar malestar, discusiones y situaciones que podrían llegar a calificarse como “absurdas” como bajar el aire acondicionado a una temperatura más propia del Polo Norte.

Pero, ¿cuál es el ambiente término ideal? Pues ni frío ni calor. Tenga en cuenta los valores de temperatura recomendados como “ideales” para saber cuál es el grado de confort térmico en su empresa (UNE-EN ISO 7730:2006, Ergonomía del ambiente térmico, de recomendado cumplimiento, y Real Decreto 486/1997, de 14.04.97, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo; BOE 23.04.97):

  • Temperatura operativa del aire: 22 ºC (± 2 ºC) para invierno y 24,5 ºC (± 1,5 ºC) para verano.
     
  • Diferencia vertical de temperatura del aire (expresada como la diferencia entre la temperatura del aire al nivel del tobillo y a nivel de cuello) entre 1,1 m y 0,1 metros (cabeza y tobillo) inferior a 3 ºC.
     
  • Temperatura de superficie de suelo entre 19 ºC y 26 ºC (29 ºC para sistemas de calefacción por suelo).
     
  • Velocidad media del aire inferior a 0,15 m/seg en invierno y 0,25 m/seg en verano.
     
  • Asimetría de temperatura radiante debida a planos verticales (ventanas, etc.) inferior a 10ºC. Este parámetro se define como la diferencia de temperatura radiante plana (tpr) entre las dos caras opuestas de un elemento pequeño plano.
     
  • Asimetría de temperatura radiante debida a planos horizontales (techo, etc.) inferior a 5 ºC.

Ante todo, tenga en cuenta que los factores ambientales de confort térmico que intervienen directamente en las condiciones de trabajo son la temperatura del aire, la temperatura radiante media, la humedad relativa y la velocidad del aire. Además, en función del tipo de empresa y sector de actividad, las exigencias ambientales de confort térmico pueden variar.

Por último, conciencie a sus empleados de la importancia de mantener una temperatura óptima en la oficina y del peligro que puede suponer bajar demasiado la temperatura del aire acondicionado (resfriados, problemas respiratorios, tortícolis…).

Comparta este artículo

Comentarios (0)

Por favor, deje aquí su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Acepto la Política de privacidad

* Campos obligatorios

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>