Falsos autónomos y economía colaborativa

Publicado en Autónomos el 19 de junio de 2018

Dos recientes sentencias (sentencias del Juzgado de lo Social nº 6 de Valencia, de 1 de junio de 2018, y del Juzgado de lo Social nº 11 de Barcelona, de 29 de mayo de 2018) han declarado la existencia de una relación laboral entre dos empresas de reparto de comida a domicilio y los repartidores, los cuales prestaban sus servicios como autónomos dados de alta en el RETA. ¡Atención! Recuerde que, si el trabajo realizado por el autónomo cumple con los requisitos de una relación laboral ordinaria, dicho empleado se convertirá en un falso autónomo. Esto ocurre si hay dependencia (si las tareas se realizan bajo la organización y dirección de otra persona) y ajenidad (si la empresa asume los riesgos y los beneficios).

En los casos indicados, las notas que caracterizaban la existencia de una relación laboral fueron, entre otras, las siguientes:

  • Los repartidores seguían las instrucciones de la empresa. Por ejemplo, era ésta la que decidía la zona en la que los trabajadores debían desempeñar sus funciones.
  • La empresa decidía en qué horario se debían prestar los servicios.
  • Los trabajadores carecían de libertad para rechazar pedidos.
  • Era la empresa la que decidía el precio de los servicios.
  • La empresa planificaba el disfrute de las vacaciones.

Si se declara que un trabajador es un falso autónomo, el afectado puede reclamar su condición de fijo, las diferencias salariales del último año respecto al salario fijado en el convenio para sus tareas y una indemnización por despido improcedente al término de la relación. ¡Atención! Por tanto, si su empresa recurre a trabajadores autónomos, conviene adoptar precauciones para eliminar o reducir los indicios de laboralidad en este tipo de relación. Por ejemplo:

  • Su empresa debe acreditar que el autónomo organiza y ejecuta su actividad según sus propios criterios.
  • Es importante que el autónomo aporte una infraestructura, medios propios o un conocimiento relevante a la ejecución de su actividad.
  • El autónomo debe poder decidir libremente sus horarios, y disfrutar de permisos y vacaciones sin requerir la autorización de la empresa.
  • El autónomo debe asumir los riesgos de su actividad (los gastos, una retribución que dependa de las ventas realizadas o de las unidades producidas, etc.).

Comparta este artículo

Comentarios (0)

Por favor, deje aquí su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Acepto la Política de privacidad

* Campos obligatorios

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>