Horario flexible durante la jornada intensiva de verano: ¿cómo podemos evitar el descontrol horario?

Publicado en Jornada de trabajo el 8 de junio de 2017

PREGUNTA:
En nuestra empresa tenemos establecida desde hace años la jornada intensiva de verano desde el 15 de de junio hasta el 15 de septiembre con un horario fijo (de 8:00 a 15:00). El problema es que tenemos muchos empleados con hijos que nos han solicitado la posibilidad de tener cierta flexibilidad en el horario de entrada y de salida y trabajar, por ejemplo, de 9:00 a 16:00 (alegan como causa, entre otras, poder llevar a sus hijos a campamentos urbanos o similar). No tenemos inconveniente, pero queremos evitar que haya un descontrol de horarios y/o se perjudique la productividad. ¿Podemos obligar a preavisar a cada empleado del horario que piensa hacer?

RESPUESTA:
En primer lugar, desde el punto de vista normativo, su empresa no está obligada a acceder a la petición de sus empleados (a salvo de lo que pueda establecer su convenio colectivo). Si decide aceptar la petición de sus trabajadores, algo que puede ser recomendable desde el punto de vista de la dirección estratégica de RRHH, para ayudar a conciliar a los empleados, para evitar que exista un cierto descontrol en los horarios o que se pueda llegar a crear un derecho adquirido (condición más beneficiosa) para los trabajadores, es aconsejable dejar muy claras las reglas de juego.

En este sentido, su empresa puede exigir a sus empleados que le preavisen exactamente de qué horario piensan hacer durante la jornada intensiva. De hecho, una sentencia del Tribunal Supremo determina que si el convenio obliga a ofrecer un horario flexible (o así lo pacta su empresa con los representantes de los trabajadores o directamente con los trabajadores si no hay representantes) y no se especifica expresamente la obligación de los empleados de preavisar qué horario van a hacer, entonces luego su empresa no podrá exigírselo unilateralmente al haberse creado un derecho adquirido (sent. del TS de 31.05.16).

Por tanto, es preferible ser cautos y fijar expresamente la obligación de preavisar el horario (por ejemplo, a través de un e-mail a RRHH o al responsable directo del empleado, fijando por ejemplo, dentro de la franja de flexibilidad horaria, que el trabajador deberá entrar y salir a la misma hora que haya elegido desde el principio….). Especifique también que la flexibilidad horaria se trata de una concesión graciable por parte de su empresa, circunscrita a un momento puntual (durante el tiempo que dure la jornada de verano de 2017) y que no tiene por qué repetirse en el futuro.

Comparta este artículo

Comentarios (0)

Por favor, deje aquí su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Acepto la Política de privacidad

* Campos obligatorios

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>