¿Qué podemos hacer ante una denuncia falsa de acoso laboral de una trabajadora?

Publicado en General el 17 de marzo de 2011

PREGUNTA:
Una de nuestras trabajadoras, que es limpiadora, nos acusa de acoso laboral  y de mobbing, siendo totalmente incierto y sin poder aportar ningún tipo de pruebas. Además, para presionarnos se ha cogido una baja por incapacidad temporal y nos ha denunciado ante la Inspección de Trabajo. Ha puesto en entredicho la imagen de nuestra empresa, algo que nos perjudica enormemente. ¿Qué opciones tenemos?

RESPUESTA:
En esta situación sería recomendable interponer una querella contra la trabajadora, ya que los hechos podrían ser constitutivos de varios delitos por parte de esta trabajadora.

En primer lugar, un delito de injurias (art. 208 del Código Penal), puesto que se ha dañado el honor de la empresa, sufriendo un menoscabo en su imagen, reputación y expectativas propias del tráfico mercantil. Tras la entrada en vigor de la reforma del Código Penal las empresas no sólo pueden ser imputadas penalmente, sino que también, y como aspecto positivo, están legitimadas para interponer querellas como titulares de este bien jurídico.

Además, podrían denunciar también a la trabajadora por coacciones (art. 172 del Código Penal) si pueden probar que, con sus denuncias, lo que intenta la trabajadora es forzar que la empresa actúe de una manera determinada. La ley deja claro que es un delito la conducta del que “sin estar legítimamente autorizado impidiera a otro con violencia hacer lo que la ley no prohíbe o le compeliere a efectuar lo que no quiere, sea justo o injusto” (art. 172 del Código Penal). Además, la jurisprudencia ha identificado la denominada “violencia compulsiva” (vis compulsiva) que es, en definitiva, el efecto que parece perseguir la empleada con su denuncia, es decir, intimidar a su empresa.

Por último, si su trabajadora interpusiera una denuncia contra su empresa ante la jurisdicción penal, imputando a alguna persona de la empresa un delito de acoso laboral (art. 173 del Código Penal), la falsedad de la denuncia podría dar lugar a la interposición de una querella por acusación y denuncia falsa (art. 456 del Código Penal).

¡ATENCIÓN!: Desde la entrada en vigor de la reforma del Código Penal el pasado 13 de diciembre de 2010, las empresas son responsables penalmente de los delitos cometidos por sus representantes legales, administradores y empleados. A su empresa le interesa conocer en qué le afecta directamente esta reforma, cómo debe actuar a partir de ahora y qué cautelas debe tener en cuenta para evitar terminar sentada en el banquillo de los acusados.

En el último ejemplar de PractiLetter Laboral le contamos lo que tiene que hacer a partir de ahora (por ejemplo en el caso de delitos cometidos por los trabajadores, en nombre y en provecho de la empresa, cuando la empresa no ha ejercido el debido control sobre su actividad). ¿Su empresa sabe cómo actuar? Pinche aquí para suscribirse hoy mismo a PractiLetter Laboral y conocerá todos los detalles de la reforma del Código Penal.

Comparta este artículo

Comentarios (1)

  • Un día miércoles fuí llamada a la oficina de mi superiora para informarme que 2 de mis compañeros se sintieron acosados por mí. Esto derivó porque pedí que hicieran su trabajo como corresponde. Trabajo en una empresa de limpieza. Esto me afectó demasiado frente a mis compañeras.

    Quisiera saber cómo puedo proceder.

    Gracias

Por favor, deje aquí su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Acepto la Política de privacidad

* Campos obligatorios

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>