Propuesta de reducción y despido

Publicado en Contratos a tiempo parcial el 3 de julio de 2018

Un contrato a tiempo completo se puede convertir en uno a tiempo parcial (y viceversa), pero sólo cuando así lo acepte voluntariamente el trabajador. Es decir:

  • La empresa no puede imponer de forma unilateral a un trabajador a jornada completa que pase a tener un contrato a tiempo parcial.
  • Además, la conversión de un trabajo a tiempo completo en un trabajo a tiempo parcial (o viceversa) no se podrá llevar a cabo ni siquiera a través de una modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

Pues bien, una empresa que vio reducida su actividad ofreció a un trabajador la disminución de su jornada para adaptarla a las necesidades de la compañía. Como el afectado se negó y la empresa no pudo reducirle la jornada mediante una modificación sustancial (ello está prohibido, tal y como se ha indicado en los puntos anteriores), procedió a despedirlo por causas organizativas y productivas y dicho despido se ha declarado procedente (sentencia del Tribunal Supremo de 30 de mayo de 2018). Además, según la sentencia referenciada, la posterior contratación de otro trabajador a tiempo parcial que se adapte a las necesidades de la empresa no supone fraude alguno. Al contrario, actuando de ese modo la empresa acredita que realmente dicho puesto exige tener solamente a un empleado a tiempo parcial.

Comparta este artículo

Comentarios (0)

Por favor, deje aquí su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Acepto la Política de privacidad

* Campos obligatorios

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>