Socorrismo laboral: ¿está bien organizada su empresa?

Publicado en Prevención de Riesgos Laborales el 15 de enero de 2015

¿Sabrían los empleados de su empresa cómo actuar si un trabajador sufre un infarto, un desvanecimiento, se atraganta, se produce un accidente con maquinaria o se declara un incendio? En definitiva, ¿está cubierto bien en su empresa el socorrismo laboral? Por este término se entiende un concepto global en el que se incluyen todas las actuaciones que aparecen descritas en el art. 20 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) sobre primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores.

Ese artículo 20 señala como obligación de las empresas analizar las posibles situaciones de emergencia, así como la adopción de las medidas necesarias en materia de primeros auxilios. Por lo tanto, a la hora de organizar el socorrismo en la empresa, los principales puntos que debe tener en cuenta son éstos, según la publicación “Socorrismo laboral y primeros auxilios”, elaborada por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT):

  • Designar al personal encargado de poner en práctica las medidas en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores.
  • Comprobar periódicamente el correcto funcionamiento de estas medidas.
  • Organizar las relaciones que sean necesarias con servicios externos para garantizar la rapidez y eficacia de las actuaciones.
  • Formar adecuadamente al personal y en número suficiente, así como disponer de material adecuado, todo ello en función de los riesgos que existan en cada empresa.

Tenga también en cuenta que aunque la normativa no especifica cuál es el número de socorristas que debe haber en cada empresa, puesto la LPRL únicamente dice que ese personal deberá ser “suficiente en número”, para determinar cuántos son necesarios se tienen en cuenta factores como la estructura de la empresa, el número de trabajadores y cómo se organizan sus puestos de trabajo, el tipo de actividad, si existen o no turnos de trabajo, la distancia en tiempo real de los servicios médicos externos… En cualquier caso, en la empresa se debería disponer siempre y en todo momento de una persona encargada de las actuaciones en caso de emergencia.

Como orientación, y en situaciones de riesgo bajo como puede ser, por ejemplo, el trabajo en oficinas, se podría disponer, como mínimo, de un socorrista por cada 50 trabajadores. Sin embargo, en situaciones de mayor peligrosidad, como en el trabajo con maquinaria peligrosa, podría considerarse necesaria la designación de dos socorristas por cada grupo de trabajo.

Comparta este artículo

Comentarios (0)

Por favor, deje aquí su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Acepto la Política de privacidad

* Campos obligatorios

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>